Nuestra Empresa
Psynapsis Salud Mental S.A

Independiente del método, todos los intentos suicidas significan algo.

 

El suicidio es una de las principales causas de muerte violenta en el mundo y Latinoamérica no es ajeno a esta situación tan traumática para la familia y la sociedad. Es importante estar alerta para detectar a quienes requieran ayuda para lidiar con sus impulsos autodestructivos, recordando que la mayoría de las veces, quien considera seriamente la opción del suicidio tiene una enfermedad mental.

Hay que recordar que hay casos en que el suicidio si da sin tener una enfermedad mental de base, lo cual suele suceder principalmente en personas con enfermedades incapacitantes o en fase terminal; además, hay ocasiones en que las ideas de suicidio se dan en el contexto de un alto nivel cultural, secundario a cuestiones filosóficas existenciales. Es de resaltar que, independiente del caso, debe ser un especialista en psiquiatría quien determine la presencia o no de enfermedad mental.

Muchas veces, quien planea cometer suicidio, muestra sus intenciones de manera sutil o disfrazada, por ejemplo, despidiéndose por un supuesto viaje del que no regresará o regalando sus pertenencias por simple impulso, sin decir sus verdaderas intenciones. Por otro lado, una persona que ha estado depresiva un tiempo y de repente se muestra tranquila, incluso contenta, debe considerarse la posibilidad de que se siente finalmente liberada de la depresión porque “por fin encontró la solución a sus dolores”.

Hay unas condiciones que hacen más probable que se presente el suicidio, como es el antecedente de suicidio en un familiar, el estar solo (separación, viudez, soltería), el consumo de alcohol o alguna otra sustancia que afecte el juicio, las discusiones fuertes o los problemas en que la persona no vea solución, el haber intentado suicidarse previamente (mayor riesgo si esto sucedió el último año). Además, como ya se mencionó, el sufrir alguna enfermedad mental, aumenta el riesgo de suicidio, sobre todo si no recibe tratamiento o está el inicio del mismo.

Algo que casi no se menciona en los diferentes reportes y textos sobre el tema, es que muchas de las personas que se suicidan o intentan hacerlo, han buscado en internet cosas como qué sucede con los que lo realizan, qué métodos son menos dolorosos, cuánto se tarda en morir con cada método y cuáles son las posibles consecuencias si se falla en el intento. Definitivamente, si se encuentra que un familiar ha hecho este tipo de búsquedas y no hay una explicación clara para esto, se debe considerar que hay una alta probabilidad de que quien hizo la búsqueda esté considerando acabar con su vida.

A nivel mundial, la OMS ha publicado datos que son altamente preocupantes pero que es importante saber para poder intervenir y prevenir que más personas sigan cayendo en esta nefasta determinación que la mayoría de las veces, quienes sobreviven finalmente no entienden por qué llegaron a ese extremo o manifiestan estar arrepentidos de haberlo intentado.

 

Datos Sobre el Suicidio en el Mundo

  • El suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.
  • Los adultos mayores de 70 años son los que tienen más probabilidad de morir por suicidio.
  • Por cada adulto que se suicidó, posiblemente más de otros 20 intentaron suicidarse.
  • Los hombres tienen 4 veces más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio.
  • El método más común de suicidio en Latinoamérica es la sofocación (incluyendo el ahorcamiento).
    • Seguido del uso de armas de fuego y el envenenamiento (incluyendo sobredosis de drogas e ingesta de pesticidas).

 

 

En cuanto a la situación del suicidio en Colombia, no es más alentadora la información que publica el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, ya que se evidencia que la mayoría de personas que se suicidan son jóvenes y que este fenómeno se pelea los primeros puestos de causa de muerte en el país. Es claro que los hombres tienen una probabilidad más alta de consumar el suicidio, aunque no por eso se puede decir que las mujeres solamente lo intentan y ya, teniendo en cuenta que casi el 20% de los suicidios son realizados por mujeres.

 

Datos Sobre el Suicidio en Colombia

  • 1810 suicidios en 2013:
    • 461 eran hombres (el 80,7 por ciento).
    • 349 eran mujeres (el 19,3 por ciento).
  • Cuarta forma de violencia en 2013.
  • Entre 2004 y 2013 murieron 18275 personas por suicidio:
  • 1700 a 1900 por año.
  • Más suicidios entre los 18 y 19 años de edad, siguiendo entre los 20 y 24 años de edad.

 

¿Qué Debo Hacer?

A continuación se anotan diversos tips sobre cómo actuar si se encuentra una persona con riesgo suicida o si se está en esa situación.

  • No juzgar: Recordar que quien considera el suicidio no es porque desee sentirse mal con su existencia, finalmente, el suicidio es visto como una salida de emergencia ante una situación dolorosa o extremadamente angustiante.
  • Recordar que es una persona que está sufriendo y necesita ayuda en lugar de regaños.
  • Si las ideas son intensas o tiene plan suicida definido, consultar en urgencias.
  • Procurar hablar en un lugar que facilite la comunicación.
  • Evitar el consumo de alcohol y otras drogas de abuso.
  • Retirar los objetos con los que la persona podría hacerse daño.
    • Lo anterior, teniendo cuidado de no hacer sentir al paciente como un bicho raro.
  • Si tiene ideas pero no planea ejecutarlas, asistir a consulta externa de medicina general para ser remitido a psiquiatría.
  • Si toma medicamentos psiquiátricos, ser juicioso con la dosis y manejarle los medicamentos para evitar tentaciones, ya que la mayoría de intentos suicidas se dan cuando las condiciones se dan, como estar solo en casa, con múltiples medicamentos potencialmente letales. Además, los medicamentos psiquiátricos en general tardan varias semanas en actuar, por lo que al inicio la persona puede llegar a sentirse incluso más angustiada por no sentir la mejoría esperada en el corto plazo.
  • Acompañar la persona el tiempo posible hasta que se dé la consulta especializada y se reciban instrucciones sobre cómo actuar.
    • Cuidado con cansar al sujeto con cuidados excesivos, ya que esto puede ser un factor adicional de estrés.
  • Enganchar al paciente recordándole las cosas positivas que tiene, tratando de no hacerlo sentir desagradecido, explicándole que si está deprimido, un síntoma usual es la pérdida de la capacidad para disfrutar, pero que esto suele remitir completamente con el tratamiento.
  • Ayudarle a buscar opciones para solucionar los problemas.
  • Desconsejar tomar grandes decisiones estando en crisis.
  • Realizar apoyo sociofamiliar: Rodear al paciente, buscar apoyo religioso si la persona es creyente.

Deja un comentario